martes, 17 de marzo de 2009

Superliga Europea: ¿llegará el momento?

Comienza a ser un tema recurrente. Cada dos o tres años toca hablar de la construcción de algo sin saber exactamente de qué. De un macroproyecto que integre a los mejores equipos de Europa en una liga que, sobre todo, se base en los beneficios. Sale cada poco tiempo porque los medios de comunicación y los grandes clubes -que agrupan a la gran mayoría de seguidores- saben que al gran público le atrae la idea.

Ayer le tocava al diario El Mundo, que introducía la novedad respecto a otras intentonas de que, en esta ocasión, los clubes tenían, pensado convencer al presidente de la UEFA, Michel Platini, de la conveniencia del proyecto. Los grandes equipos de Europa han dado su brazo a torcer ante la burocracia futbolística, es la derrota del capital. Pero ese es otro tema. O no.

Según lo explicado en el citado diario, lo que se plantea en esta ocasión es formar una especie de liga con tres divisiones en las que pueda haber los grandes de Europa pero también buena parte de la clase media y permitir una apertura al Este y a países con tanto fútbol como los balcánicos. La primera gran duda surge en como colocar a los equipos. En el artículo se da a entender que existiría una especie de plus histórico que salvaría a equipos como el Milan o el Ajax de la vergüenza de estar en Segunda.

Muchas veces se ha comparado este proyecto con la NBA y se ha hablado de ligas estancas. Es decir, que un equipo que esté en categorías inferiores no podría subir a la máxima competición. Esto parece que el último borrador lo excluye. Una vez superados estos dos escollos, queda por resolver el no más espinoso tema de las competiciones de carácter estatal. Algunos clubes ya han mostrado sus reticencias al proyecto si esto ha de afectar a las ligas locales. Por ejemplo, el Bayern Múnich.

Esto, aunque parezca mentira, nos traslada a un debate muy presente y sin el que no se puede entender el proceso de construcción de la Unión Europea: supranacionalismo o intergobernamentalismo? El segundo concepto es el que más éxito ha tenido entre los socios europeos y consiste, a grandes rasgos, en cooperar en aquellas materias en las que interese sin ser demasiado ambiciosos y sin tocar temas que puedan crear controversia. El primero, en cambio, supone una verdadera integración más allá de las diferencias.

Es por eso que creo que, más allá de lo ilusionantes -o mareantes- que pueden parecer las cifras de beneficios que se barajan, creo que a la hora de dar el paso definitivo muchos se echarán atrás. Ahora bien, estamos ante la crisis de nuestras vidas, que seguramente acabará con parte del mundo tal y como lo entendemos. Es por esto que ahora más que nunca no se pueden descartar cambios.

¿Qué pensais? Personalmente, creo que sería la culminación de un proceso de globalización que se inició en 1995 con la aprobación de la ley Bosman. Desde entonces se ha producido en las grandes ligas europeas un proceso de monetarización extremo que ha llevado a la concentración de títulos en los dos o tres grandes clubes.

Así, desde entonces, en España sólo han ganado la Liga el Atlético, el Depor y el Valencia (2), cuando en los ochenta aparecían con frecuencia equipos como el Athletic o la Real Sociedad. En Italia, sólo la gran Lazio del 99 ha sido capaz de arrebatar un Calcio a los grandes, cuando antes equipos como el Napoli, la Sampdoria e incluso el Verona se habían alzado con el Scudetto. Lo mismo pasa en Inglaterra, donde desde la entrada en vigor de esta ley nadie que no se llame Arsenal, Manchester o Chelsea ha ganado la Premier. ¿Dónde están los Blackburn, Liverpool, Everton o Leeds de campañas inmediatamente anteriores?

Pienso que los aficionados no debemos dejarnos llevar por unos cantos de sirena que pueden no serlo tanto. Al fin y al cabo, la Champions nos pone porque es diferente, porque te permite medirte a los mejores de otros países y comparar estilos. Unificando siempre se pierden detalles, así que este megaproyecto me plantea casi más dudas que esperanzas. ¿A vosotros?

6 comentarios:

  1. Lindo post, aunque no se si lo arrancaste con las palabras ideales, ojo no lo tomes a mal, solo digo no se si la palabra "construccion" es la ideal... va no se, jaja todo bien??

    SALUDOS..

    ABRAN CANCHA
    www.abran-cancha.blogspot.com
    "Los Parecidos (Parte 2)"

    ResponderEliminar
  2. Muy buen post y seria una buena idea la de la cracion del torneo mecionado, y para mi lo comansaste muy bien...jejjeje Bocha siempre criticando..jjeje...


    Saludos...

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Soy xainy, del Blog Mi Rondo.
    Estaría interesado en un intercambio de links.
    Si te interesa pasate por mi blog, ¿vale?
    Un abrazo! Nos leémos ;)

    Mi Rondo

    ResponderEliminar
  4. Hola P.M.X. interesante post. Yo he de decir que creo que se podría realizar el proyecto que suponga un beneficio tanto por la creación de la nueva "Liga Europea" como un reforzamiento de las competiciones nacionales, ya que hay que decir que una primera división española donde no estén los 4 mejores, sería una liga con gran oportunidades para el resto, y si encima le añadimos que al final de temporada pudiera existir una promoción directa entre lso representantes de ambas ligas de un mismo país, sería un gran premio y futbolísticamente espectacular.

    Pienso que gran parte de que esto se lleve a cabo pasa por un proceeso similar de globalización en las televisiones que son los que finalmente pondrán la pasta.

    Me alegro que te haya gustado mi blog

    www.elmescule.com

    ResponderEliminar
  5. Si es asi se mueren los equipos medianos de Europa!

    Ya estas en mis links! gran abrazo!

    Tremendamente Motivados

    ResponderEliminar
  6. NO me gusta nada. Sería la muerte de muchos clubes. NO creo que vaya a hacerse realidad. Un abrazo.

    ResponderEliminar